El material que cambia de color a medida que se estira podría usarse en vendajes.


Una técnica fotográfica obsoleta que ganó un Premio Nobel hace más de un siglo ha resucitado para crear un nuevo material que cambia de color cuando se estira. Los investigadores dicen que podría usarse para crear vendajes que alerten a los médicos si están demasiado flojos o como sensores mecánicos que no requieren ningún componente electrónico.

Palabras clave:

Sé el primero en comentar

Deja un comentario